La denuncia y la querella criminal

 

 

En este blog vamos a analizar las diferencias entre la denuncia y querella penal, a efectos de informarles sobre la adecuación de una u otra para su caso particular.

 

La denuncia es el acto por el que cualquier ciudadano pone en conocimiento a las autoridades la comisión de un hecho que puede ser delictivo. Carece de requisitos formales, y puede presentarse ante la policía, cualquier órgano jurisdiccional o, incluso, ante el propio Ministerio Fiscal.

 

La querella criminal, por el contrario, exige el cumplimiento de ciertos requisitos formales, como son la necesaria representación procesal, abogado y procurador que intervengan en su nombre, así como la obligación de presentarla ante el Juzgado competente.

 

La perceptiva intervención de representación procesal es fruto de la principal diferencia entre ambos instrumentos, por cuanto mediante la interposición de la querella, no solo ponemos en conocimiento de los Juzgados la comisión de un acto delictivo, sino que además manifestamos nuestra intención de ser parte en el proceso.

 

Ser parte en el procedimiento penal garantiza la salvaguarda de sus pretensiones a lo largo del proceso, permitiendo solicitar las diligencias de investigación que se consideren adecuadas, así como la interposición de escritos ante cualquier acto que pudiera perjudicar sus derechos.

 

Ahora bien, el hecho de optar por la interposición de una denuncia en un primer momento, no impide que, posteriormente, podamos personarnos como parte en el proceso.

 

Desde BCN LEX Abogados y Economistas recomendamos que se asesoren correctamente antes de interponer cualquier acto que derive en una acción penal, a los efectos de que se les pueda proporcionar las herramientas necesarias para que la misma pueda llegar a buen cauce.

 

Javier Jorba

Abogado

BCNLEX Abogados y Economistas